lunes, 8 de octubre de 2007

ALEJANDRO POMPA, CURRICULUM

Alejandro Pompa Mingo , Alcalde de Carranque, actualmente procesado por 17 delitos relacionados con la corrupción urbanística, además de encontrarse imputado por otro más de prevaricación que trae causa de una querella criminal interpuesta por un vecino de Carranque e investigado por la policía judicial en relación con un presunto delito de revelación de secretos de particulares; nació en Carranque el 4 de septiembre de

1954. Su domicilio actual alterna entre el de la C/ Espejuelo nº 10 de Carranque y el de la C/ Bretón de los Herreros, 46, primero-15, vivienda que comparte con su « compañera sentimental» Ana Isabel Velasco Rebollo, apoderada de la sociedad mercantil TRAMA GESTIÓN CULTURAL Y TURÍSTICA S.L. y en la que también tuvo domicilio social esta empresa hasta su traslado a la C/Santísima Trinidad, 30, piso 2º.

 

Es hijo de Antonino Pompa, que fuera cartero del pueblo y de Eulalia Mingo. Desde joven destacó como sujeto pendenciero, interviniendo frecuentemente en riñas callejeras, lo que le supuso diversas lesiones. También es conocido su alcoholismo, a causa del cual ha sufrido diversos accidentes de tráfico, en uno de los cuales llegó a retirársele el permiso de conducción.

 

De hecho, en 1986 fue detenido por la Guardia Civil imputándosele un presunto delito contra la seguridad del tráfico por conducir ebrio.

 

Carece de estudios, al margen de las enseñanzas primarias, pero ante el Juez de Instrucción del Juzgado nº 2 de los de Illescas, donde declaró como imputado por delitos de corrupción urbanística, afirmó tener estudios de « ingeniería industrial naval privados, no homologados » (sic) Sin que haya sido posible dilucidar el contenido de tales estudios « no homologados ». Sí es cierto, no obstante, que llegó a trabajar en la empresa BAZAN formando parte, en su día, del Comité de Empresa.

 

En 1991, sin ninguna responsabilidad en el Ayuntamiento de Carranque, participa en una trama organizada para ocupar la Alcaldía. Dicha trama preparó una moción de censura mediante el soborno de uno de los concejales del grupo de Gobierno, Gonzalo Garrido.

 

A raíz de aquellos hechos fue condenado por injurias y sufrió distintos procedimientos penales. En cualquier caso, puesto que la operación llegó a tener éxito, se cumplió el pacto de los conjurados: Hasta el final de aquella legislatura, el Alcalde sería Gonzalo Garrido , ocupando el puesto de « concejal de urbanismo » el propio Pompa . Terminada esa legislatura, y fuera cual fuera el resultado electoral, los conjurados se comprometían a votar para la alcaldía a Pompa . De esta forma, en 1995 Alejandro Pompa se convirtió, habiendo obtenido su partido dos concejales únicamente, en Alcalde de Carranque.

 

Paralelamente, en 1994 se constituye la empresa que daría origen al Grupo PEYBER: PEYBER HISPANIA EMPRESA CONSTRUCTORA S.L. en la que aparece como socio fundador y miembro del Consejo de Administración, Jesús María Gallego Peinado , aparejador municipal del Ayuntamiento de Carranque —en activo hasta el año 2004, fecha en la que, ante las denuncias de los concejales de la oposición en el Ayuntamiento, solicita la excedencia voluntaria — y joven sin ninguna fortuna propia o familiar, si se exceptúa su nómina de funcionario municipal en un Ayuntamiento que en aquellas fechas apenas llegaba a los dos mil habitantes.

 

Los años siguientes, suponen la emancipación de Pompa con respecto a aquellos que le habían elevado a la condición de Alcalde. Santos Pérez Rico, empresario constructor que financió la « moción de censura » del año 1991 desaparece de la escena y en su lugar, con la manifiesta protección de Pompa , la actividad constructora en Carranque pasa, en régimen de cuasi monopolio, a manos de PEYBER, del funcionario Ernesto Rodríguez Cubas y de una familia constituida por 11 hermanos —los llamados « Remigios»— Que hasta ese momento habían sobrevivido de la caza furtiva, de la ocupación de los terrenos municipales conocidos como «las Suertes» —donde luego se encontraron las ruinas que ahora constituyen el Parque Arqueológico de Carranque— Y de la venta ambulante de verduras.

 

En el año 2000 Pompa vuelve a los tribunales. Se le condena como autor doloso de un delito de lesiones perpetrado en la persona de Julián Casarrubios, un anciano de 82 años agredido a golpes por Pompa cuando aquel fue a su casa a protestar por ciertas actuaciones urbanísticas del Ayuntamiento. Se da la circunstancia de que el anciano no llegó a recuperarse de la agresión, muriendo pocos meses después.

 

La legislatura que comienza en el año 2003 inicia un nuevo periodo en el que, tanto el poder de Pompa como el volumen económico de las operaciones de PEYBER, alcanzan niveles insospechados. Al mismo tiempo se producen movimientos estratégicos de importancia. Por un lado, se consolida la «alianza» entre Illescas y Carranque, tanto política, a través de José Manuel Tofiño y de Pompa, como económica, con la entrada del hijo de Tofiño como socio en el Grupo PEYBER y el asentamiento en Carranque del Grupo GONZÁLEZ VILLAREJO , a través de la mercantil DESARROLLOS URBAPLANING S.L .

 

En esta situación PEYBER y DESARROLLOS URBAPLANING monopolizan, definitivamente, la contratación pública de Carranque y el mercado inmobiliario. PEYBER. Por ejemplo, se hace, mediante un dudoso concurso público, con la construcción de una «casa de la cultura» cuyo presupuesto final supera los 800 millones de pesetas. También resulta adjudicataria de la contrata de mantenimiento de carreteras de la Zona 2 de Toledo, contrato otorgado por Tofiño, como presidente de la diputación. En una tramitación que, en estos momentos, tiene diligencias previas abiertas en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Illescas, PEYBER se hace con el desarrollo de una urbanización con campo de golf sobre un millón de metros cuadrados en Carranque. Se prepara la aprobación de un Convenio Urbanístico para la construcción de una Depuradora con presupuesto inicial de 8 millones de Euros. Se producen extrañas compras de suelo, como —según se verá luego— La de las cárcavas de Ucenda, suelo protegido e inútil, tanto para la agricultura como para la construcción; las sociedades del funcionario Ernesto Rodríguez acumulan un patrimonio inmobiliario cuyo valor supera los 8.700.000 €, etc. etc.

Sin embargo, la legislatura 2003 también ha supuesto el comienzo de la investigación sobre esta trama y, con ello, el principio de las acciones judiciales contra Pompa.